DERMATITIS DE CONTACTO

CUADRO CLÍNICO

El eczema o dermatitis de contacto se manifiesta como zonas de la piel enrojecidas sobre la que aparecen ampollitas que se rompen liberando un líquido (exudado), posteriormente se forman costras y la piel con frecuencia se descama. Cuando el eczema persiste mucho tiempo la piel se engruesa, se vuelve áspera y se forman fisuras y grietas. Todo el proceso se acompaña de picor, a veces intenso. Suele afectar con más frecuencia a las manos aunque puede afectarse cualquier parte del cuerpo. 

 

CAUSAS

Se origina por el contacto del alérgeno, sustancia responsable de la reacción alérgica, con la piel del paciente previamente sensibilizado a dicha sustancia. En ocasiones se puede producir por sustancias que entran en contacto con el sistema inmunitario del paciente por otra vía, oral o parenteral (fármacos o alimentos) o inhalada (vapores). El número de sustancias capaces de producir eczema de contacto es enorme. Muchas están presentes en objetos cotidianos como el níquel (bisuteria, objetos niquelados, etc.), el cromo (cuero de los zapatos, cemento, etc.), los perfumes, los tintes de peluquería, las gomas, los excipientes y conservantes de productos cosméticos, etc.

DIAGNÓSTICO

Dada la gran cantidad de sustancias que pueden producir eczema de contacto es imprescindible conocer la profesión del paciente y las actividades desarrolladas por este en su vida cotidiana como aficiones, contacto con productos que puedan producir eczema y, posibles contactos previos a la aparición de la reacción. La localización del eczema aporta datos relevantes, ya que, si aparece por ejemplo en los pies debe pensarse en algún componente del calzado. Si afecta a manos pensar en guantes o sustancias manipuladas en el trabajo o en el hogar. La prueba más importante para confirmar la causa del eczema de contacto es la prueba epicutánea o prueba del parche, que consiste en la aplicación de las sustancias a testar, habitualmente en la espalda, sobre un soporte, generalmente de celulosa. No es preciso pinchar la espalda. El paciente lleva los parches durante 48 h. y posteriormente se ve si aparece alguna reacción. Debe hacerse una segunda lectura en las 24-48 h. siguientes a la primera.

TRATAMIENTO

El cuadro del eczema se trata con corticoides, bien por vía oral o inyectados si el cuadro está muy extendido y es severo, o tópicos (cremas o pomadas), esta última forma de administración es la preferida. Siempre deben aplicarse por indicación médica y el tiempo indicado, ya que a la larga pueden producir, si se abusa de ellos, problemas de atrofia (adelgazamiento) de la piel.  Para evitar la recidiva del eczema debe conocerse que alérgeno lo ha producido y donde se encuentra, por ello debe consultarse a un especialista para realizar el estudio correspondiente.

En algunas ocasiones el eczema es de tipo irritativo y en ese caso las pruebas epicutáneas son negativas. Su médico le indicará cuales son las medidas de tratamiento y de protección más adecuadas para solucionar y evitar en el futuro el eczema. 

© 2021 Doctor Galindo. Todos los derechos reservados 
© 2021 Doctor Galindo. Todos los derechos reservados 

Policlínica El Prado
C/ Diego de Almagro, 5
13002 Ciudad Real

926 22 79 11 – 926 21 47 15

Horario de consulta: Tardes  
(previa petición de hora)