Alergia alimentaria

            

Entre un 20 y un 30% de la población son o creen ser alérgicos a algún alimento. En los niños pequeños las causas más frecuente de alergia alimentaria son la leche, los huevos y el pescado mientras que en adultos las alergias más frecuentes son los frutos secos, el marisco y las frutas (especialmente el melocotón).

Hay que distinguir entre la alergia que aparece en la infancia, que suele desaparecer en unos años, especialmente la alergia a la leche de vaca y a los huevos, de la que aparece en la edad adulta que suele persistir toda la vida.

En los últimos años se han descubierto ciertos panalergenos del reino vegetal como profilina, LTP (proteina transportadora de los lípidos), polcalcinas, etc. Estas proteínas, son muy ubicuas en el reino vegetal y están en pólenes, frutas, verduras y frutos secos. Las personas sensibilizadas a estas sustancias suelen tener alergia a pólenes y a vegetales, en ocasiones toleran bien los alimentos, pero otras tienen picor de la boca al comerlos y otras reacciones alérgicas más severas como anafilaxia. Estas proteínas suelen estar más en la piel de las frutas y se recomienda que las coman peladas y si notan alguna molestia al comerlas que las eviten.

 MANIFESTACIONES CLÍNICAS

Las alergias alimentarias propiamente dichas (es decir aquellas mediadas por una reacción mediada por IgE) pueden manifestarse de forma muy diversa, pueden darse los siguientes cuadros clínicos:

  • Manifestaciones gastrointestinales: Se dan en el 20-30% de casos. Puede aparecer solas o acompañando a otros síntomas. Lo más frecuente es el llamado Síndrome de Alergia Oral (picor con o sin hinchazón de la boca), aparece sobretodo con frutas y vegetales crudos y es más frecuente en alérgicos a pólenes. También puede manifestarse como nauseas, vómitos, distensión abdominal, dolor y diarrea.
  • Manifestaciones cutáneas: Aparecen en el 80-85% de casos. Lo más frecuente es la urticaria (ronchas diseminadas) o angioedema (hinchazón de algunas partes del cuerpo). Algunos alimentos pueden producir urticaria solo en el lugar de contacto con el alimento (urticaria de contacto). La urticaria crónica es raro que esté producida por alergia a alimentos. El 30% de niños con Dermatitis Atópica son alérgicos a alimentos y es importante descubrir cuales están implicados ya que su evitación podría curar o al menos mejorar la dermatitis.
  • Manifestaciones respiratorias: Pueden aparecer episodios de asma y/o rinoconjuntivitis producidos generalmente por vapores de la cocción o por partículas volátiles del alimento al que se es alérgico.
  • Anafilaxia: Es un cuadro severo que cursa con afectación de varios órganos, casi siempre urticaria y además asma, edema de vías respiratorias, hipotensión, sincope cardiovascular o incluso muerte súbita.

DIAGNOSTICO

Se basa en la realización de una buena historia clínica, la realización de unas pruebas cutáneas, determinación de niveles de IgE específica y las pruebas de provocación.

  • Historia clínica: Es muy importante conocer con qué alimento o alimentos ha tenido alguna reacción adversa (picor bucal, urticaria, asma, vómitos, dolor abdominal, etc.).
  • Pruebas cutáneas: Se hacen en el brazo con extractos comerciales de alimentos ya preparados (se coloca una

    Pruebas cutáneas en Prick

    gota sobre la piel y se punciona con una lanceta, no son dolorosas ni peligrosas) o con el alimento en fresco (se hacen solo si hay duda con las anteriores o no disponemos de extractos comerciales, de pincha el alimento con la lanceta y luego la piel, se deben hacer con precaución si la reacción con el alimento fue grave).

  • IgE específica: Es útil para apoyar la sospecha de alergia a un alimento que se tiene por la historia clínica y por las pruebas cutáneas. Se hace con un análisis de sangre.
  • Pruebas de provocación: Cuando no está claro si una persona es o no alérgica con lo anterior, se debe llegar a esta prueba que consiste en darle el alimento al que se sospecha que tiene alergia y ver que reacción ocurre. Como es lógico, solo se hace si hay dudas, si es importante el diagnóstico (alimento importante en la alimentación del paciente o riesgo de tener una reacción inadvertidamente) y con mucha precaución, dándole dosis cada vez mayores del alimento a probar y teniéndolo unas horas en observación. No debe hacerse si la reacción que tuvo con el alimento fue grave.

TRATAMIENTO

Cuando hay una reacción alérgica debe tratarse como cualquier otra (corticoides, antihistamínicos, adrenalina, etc.). Pero lo realmente importante es evitar las reacciones, para ello lo único válido hoy en día es evitar la ingesta del alimento responsable, no existen vacuna ni tratamientos preventivos. De ahí la importancia de saber a qué alimentos es una persona alérgica.

Existe una Asociación para alérgicos a alimentos y látex:

Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex.

Avda. Manzanares, 58. Madrid -28019. Tfno: 915 609 496

e-mail: aepnaa@telefonica.net

e-mail: latexno@telefonica.net

www.aepnaa.org

Autoinyección de Adrenalina

Aquellos pacientes con riesgo de presentar reacciones graves (anafilaxia) por sus antecedentes o por la posibilidad de comer el alimento al que es alérgico como alimento oculto (especialmente con frutos secos) deben disponer, y si llega el momento, debe administrarse Adrenalina por el mismo paciente o un acompañante y seguidamente acudir a un servicio de Urgencias.

Existen preparados ya cargados con Adrenalina para auto-inyección muy prácticos y de muy sencillo manejo.

En la página www.life-saver.org y en www.meda.es encontrará mas información sobre la anafilaxia producida por l alergia alimentaria y como usar la adrenalina auto-inyectable.

Ultimamente se está consiguiendo que pacientes alérgicos a leche y a huevo los toleren. Se trata de la técnica de DESENSIBILIZACION, consiste en comenzar con dosis pequeñas del alimento al que el paciente es alérgico, conforme el paciente va tolerando esas pequeñas cantidades se aumenta progresivamente en varios días o en varias semanas hasta que toleren cantidades habituales del alimento o al menos hasta que toleren dosis que le garanticen que no tendrá problemas si toma alguna dosis de forma inadvertida. Es una prueba de riesgo que debe hacerse directamente supervisada por el alergólogo.

 

 

ALERGIA AL ANISAKIS SIMPLEX

 

merluza contaminada por Anisakis

 

 

El anisakis es un parásito que puede contaminar a pescados marinos y cefalópodos (calamares, sepia, pulpo). Las personas sensibles al anisakis tendrán una reacción alérgica (urticaria, dolor abdominal, anafilaxia, etc.) si comen pescado contaminado por este parásito.

La mayoría de reacciones se producen al comer el pescado crudo o poco cocinado, especialmente boquerones en vinagre.

 

 

 

 

Los pacientes alérgicos al anisakis deben seguir las siguientes recomendaciones. Pueden comer pescado marino y marisco con las siguientes precauciones:

  • No comer Pescado y Marisco fuera de casa.
  • El pescado, cefalópodos (sepia, calamar, pulpo) y crustáceos (gamba, langostinos, etc.) que se consuma debe estar congelado a -20ºC al menos 48 horas y luego estar bien cocinado. No comer pescado crudo o poco hecho (boquerones en vinagre, a la plancha, etc.).
  • Evitar la parte del pescado cercana a la región abdominal, para ello evitar los pescados pequeños como boquerones, salmonetes, etc. y comer solo la parte de la cola.
  • No hay riesgo en comer pescado de río o de piscifactoria (truchas) ni tampoco con los moluscos (mejillones, almejas).

ALERGIA A LTP (PROTEÍNAS TRANSPORTADORAS DE LÍPIDOS) Y A PROFILINAS

Las LTPs y las Profilinas son panalergenos, es decir, proteínas que pueden producir alérgia, y que se encuentran en numerosas sustancias (por eso denominan panalergenos) y son las responsables de que una persona sea alérgica a diversas sustancias como pólenes, frutas, frutos secos y otros alimentos vegetales y son responsables de las reactividades cruzadas, es decir, una persona tiene alergia a un alimento, pero tendrá alergia a otros por que comparten alguna proteína con aquel.

Tanto la LTP como la profilina son panalergenos del reino vegetal y se encuentras en pólenes de diversas especies y en alimentos vegetales, principalmente frutas (también en frutos secos y ´productos hortícolas). Las personas que están sensibilizadas a estos panalergenos, tienen IgE especifica o pruebas cutáneas positivas con ellos, y con frecuencia confunden al alergólogo sobre cuales son los verdaderos responsables de sus alergias. Asi podemos encontrarnos con diferentes tipos de pacientes:

– Unos pacientes, tienen pruebas cutáneas positivas con pólenes de diversas especies pero solo tienen síntomas con algunos de ellos.

– Tienen pruebas cutáneas con pólenes y frutas u otros vegetales pero toleran su ingesta.

– Tienen pruebas cutáneas con pólenes y frutas u otros vegetales y tiene sintomas al comerlos, bien algunos de ellos o todos ellos.

Ante esto el alergólogo debe hacer una buena historia clínica sobre los alimentos tolerados y los que producen síntomas para valorar cuales debe prohibir. Siempre se recomienda evitar aquellos alimentos con los que note algun tipo de síntoma, que puede variar desde un leve picor de boca o garganta al comerlo hasta una reacción anafiláctica severa incluso con riesgo para la vida. Se recomienda siempre pelar las frutas antes de comerlas y lavarlas después de pelarlas, ya que la mayor concentración de LTP y profilinas suele estar en la piel de los vegetales. Con frecuencia no hay problemas cuando el alimento se toma cocinado.

ALERGIA EN LA ESCUELA (DIRIGIDO A MAESTROS Y EDUCADORES):

ALERGIA ESCUELA